Blogroll

Reseña | Siempre nos quedará el verano (Jenny Han) Verano #3

AVISO: La sinopsis puede contener spoilers del anterior libro de la saga.

SINOPSIS

Una historia de amor y crecimiento personal. Las emociones de una chica a punto de ser mujer e impaciente por realizar todos sus sueños. Belly solo ha querido a dos chicos en su vida. Y ambos se apellidan Fisher. Decida lo que decida, Belly deberá enfrentarse a lo inevitable: tendrá que romperle el corazón a uno de los dos.






OPINIÓN
(sin spoilers)

Empezé a leer este libro con muchísimas ganas porque después de cómo termina la segunda parte tenía que conocer el final de la trilogía cuanto antes. Nuevamente, la historia comienza habiendo transcurrido un tiempo desde el segundo libro, en ese caso, un par de años aproximadamente. Os recomiendo no leer más allá de esta sinopsis porque yo leí la edición en inglés y la verdad es que la sinopsis desvela casi hasta la mitad del libro. Como no quiero soltar ningún spoiler simplemente puedo contaros que las cosas han cambiado muchísimo respecto al segundo libro (ya se se advertía con aquel final que las cosas no iban a volver a ser iguales) y que nuestros tres protagonistas principales ya no son los adolescentes que conocimos en el primer libro.

En esta tercera parte, se va alternando la narración de Belly referente al momento actual con algunos capítulos narrados por el propio Conrad, sí, ese personaje indescifrable que nos trae por el camino de la amargura. Me ha gustado muchísimo que se incluyera a este personaje en la narración, porque al igual que en el segundo libro pasó con Jeremiah, ello nos permite conocerlo mucho más, lo cual es incluso mejor porque es que este personaje se ha mantenido bastante hermético a lo largo de la trilogía, así que por una vez podemos saber qué le pasa por la cabeza.

Respecto a los personajes, he apreciado cierta evolución en todos ellos y me ha gustado bastante que todos ellos son personajes que han cometido, y siguen cometiendo diversos errores, no son perfectos y no siempre actúan de la manera más correcta, lo que en mi opinión les hace más creíbles y les otorga más profundidad. No obstante, ello también hace que en ocasiones te den ganas de pegarles cuatro gritos a todos ellos, creo que con los tres he tenido momentos de empatía y a la vez momentos de desesperación. Aún así, me han encantado los tres, las relaciones entre ambos y, en especial, Conrad y Jeremiah, adoro a los hermanos Fisher.

Nuevamente, el libro consiguió mantenerme enganchada hasta al final porque realmente no sabía qué iba a pasar o cómo y el final me ha resultado bastante coherente con la historia y me ha gustado especialmente porque está bien desarrollado en las páginas justas, sin que resulte abrupto, y dejando al lector con una muy buena sensación. Vamos, que me ha gustado mucho la trilogía en general y este tercer libro le pone el broche final perfecto.

Por tanto, una tercera parte que consigue embaucarnos nuevamente, engancharnos hasta el final, hacer que amemos a sus tres personajes y empatizar con ellos al no ser perfectos, aunque a veces nos desesperen, dándole el final perfecto a una bonita historia. Muy recomendable si os apetece una historia young-adult y veraniega.

LO MEJOR: los personajes, el efecto enganche que consigue en el lector hasta el final, y el final correctamente desarrollado.
LO PEOR: nada de nada.

Puntuación: 


¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?



3 comentarios:

  1. La verdad es que no lo conocía... pero no me llama mucho
    Sin embargo, lo tengo en cuenta jaja
    un beso

    ResponderEliminar
  2. No me he leido ninguno de estos libros pero me llaman la atencion, los buscare.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Nunca me decido a leer esta autora! Y mira que tiene buena pinta :D

    ResponderEliminar